Organizar la Ropa… todo un reto

Comparte y siguenos en las RRSS
  • 13
    Shares

Follow my blog with Bloglovin

Soy una persona que me gusta la moda y hasta hace no mucho, compraba las prendas porque me gustaban, pero luego cuando tenía que salir, siempre me ponía lo mismo o me paraba frente al armario repleto y decía: “no tengo que ponerme”.

Hoy esto ha cambiado bastante gracias a hacer una limpieza profunda con el método Konmari y luego leer sobre el “Armario Cápsula”.  Para tener un armario cápsula con pocas prendas, todavía me falta un poco, pero voy a explicarles a grandes rasgos, como el método Konmari, me ayudó a librarme de todo aquello que no cumplía una función dentro de mi vida.

Según la japonesa Marie Kondo (experta en organización). La primer categoría que tenemos que trabajar es la ropa, y yo como buena alumna, así lo hice.  Empecé a sacar todo de mi armario ( y cuando digo todo es toooodooo); ropa de todas las estaciones, incluso la que tenía para lavar y para arreglar.   El éxito de este proceso es organizar todo de una sola vez, de la manera más rápida y completa posible, y empezar por eliminar.  Así  que comencé a tomar prenda por prenda y ver si realmente me hacía feliz y ( esto no lo dice Kondo pero también lo tomé en cuenta) que me resultara útil.   Esta última reflexión la incluí ya que la vida va pasando y nosotros vamos creciendo como personas y nuestras circunstancias también van cambiando.  En este momento no trabajo fuera de casa, así que hay prendas que ya no utilizo y, aunque me parecen bonitas, no me resultan de utilidad, y guardarlas por si surge el trabajo, tampoco es plan, ya que las modas cambian y si se presenta la oportunidad, seguro que lo que usaba hace 3 años, ya no me parece apropiado. Así que tomando en cuenta mi situación laboral actual, mis gustos hoy y ahora, y mi cuerpo actual, empecé con el 1er paso de descartar las prendas que no quería más en mi vida, y comencé con las prendas de la temporada anterior.

Al mismo tiempo, aquellas prendas que decidí quedarme, las iba clasificando por categorías:

  • camisas y blusas
  • camisetas
  • sweaters
  • pantalones
  • faldas
  • vestidos
  • chaquetas, abrigos, blazers…
  • ropa interior
  • ropa para actividades específicas ( en mi caso gimnasio)
  • accesorios
  • zapatos

Elegí pensando en aquellas cosas que aportan alegría a mi vida, y aunque la energía se me iba agotando con tantas cosas que clasificar, mi alegría y entusiasmo, por lo que estaba haciendo, iba increyendo, así que no pude parar hasta que terminé con todo.

Al acabar de descartar, me di cuanta que tenía 7 bolsas de basura grande llenas de ropa que las clasifique también en: ropa para donar, para tirar y para vender.

El siguiente paso fue empezar a guardar la ropa.  Marie Kondo utiliza como método preferente, el doblar la ropa y colocarla en forma vertical, de esta manera tenemos más espacio y podemos visualizar mejor las prendas que tenemos, fue todo un descubrimiento!

Aunque sigo prefiriendo colgar algunas prendas que se arrugan fácilmente o que son más especiales (como blusas y vestidos ligeros).

Gracias al método Konmari descubrí que podía tener menos cosas y que al abrir mi armario me encontraría sólo con aquello que me gusta y que seguro me voy a poner.

Al seguir investigando me encontré con la teoría del Armario Cápsula , en el cual eliges un número determinado de prendas para cada estación, combinables entre sí, que son las que te vas a poner todos los días y que van a ser las únicas que tendrás en el armario.  Suele elegirse distintas cantidades según cada persona, algunas dicen 33, otras menos de 50 y otras la cantidad que a ti te haga sentir cómoda.  Así que yo todavía estoy explorando este terreno, porque todavía tengo muchas prendas y me cuesta deshacerme de ellas, porque realmente me gustan y las uso, pero soy consciente que con menos también me arreglaría.  Así que lo que estoy haciendo ahora es poner en uso una parte de mis prendas y el resto las guardo. Y en cuanto se estropean las prendas en uso ( que suele ser a finales de la temporada) no compro nada nuevo, sino que vuelvo a investigar en las prendas guardadas, y salgo de compras a mi mismo guardarropas… a veces me sorprenden algunas cosas que tengo guardadas,  y me hace feliz volver a estrenarlas.

Espero estos puntos les sirva de apoyo para empezar con la limpieza de vuestro armario.  Luego continuaremos con las siguientes categorías:

  1. Ropa,zapatos y accesorios
  2. Libros
  3. Papeles
  4. Komono ( objetos varios)
  5. Objetos y recuerdos sentimentales

Gestionando estos objetos sentirás de a poco que no puedes parar y quieres seguir hasta terminar con todos.  Pero, tómate tu tiempo y haz una categoría por vez, para no dejar ninguna a medias.

¡Feliz semana Gente Linda!

Siguenos y comparte:
0
Un comentario Añade el tuyo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *