COMO COMENZAR A ARMAR TU ARMARIO CÁPSULA

Comparte y siguenos en las RRSS
  • 5
    Shares

Follow my blog with Bloglovin
En menos de un mes comienza la primavera, ya no veo la hora de tener días más largos y de llevar prendas más ligeras y coloridas.  Esto nos indica que tenemos que ir pensando en la ropa que vamos a usar en esta estación.  Guardaremos esas prendas gruesas y abrigadas del invierno y reorganizaremos nuestro armario para los meses de primavera.

La primavera es una estación de transición entre el frio y el calor, con lo cual no debemos abandonar del todo las prendas de abrigo.  Igualmente, el abrigo que utilizaremos ya no será de lana sino de hilo y no usaremos los plumas, sino que trench y chaquetas ligeras que nos ayudaran a sentirnos cómodos y a gusto en esta estación.

Yo me he propuesto hace un año, comenzar a organizar mi armario por estaciones, haciendo un ARMARIO CÁPSULA, pero la verdad es que no lo he gestionado con mucha conciencia, y este año me he propuesto tomarme este tema con más seriedad y tener un armario inteligente.  No sé si lo llevaré al punto de cumplir con el PROYECTO 333, pero intentaré marcar mis looks en función de mi estilo de vida, y no tener muchas prendas, sino las necesarias para sentirme a gusto y sin agobios a la hora de elegir que me pongo.  (si no sabes lo que es un Armario Cápsula o el Proyecto 333, te recomiendo leas mis 2 post anteriores)

Para poder tener un armario cápsula de primavera, lo primero que voy a hacer, es tomar en cuenta estas pautas:

 

ARMARIO CÁPSULA IDEAL SEGÚN MI ESTILO DE VIDA

Para tener un armario cápsula de primavera deseado, tengo que pensar cuál es mi estilo actual y cuál quiero que sea.   Voy a aprovechar este momento de cambio para armar un guardarropa desde cero.    Esto no significa que voy a deshacerme de todo mi vestuario y voy a salir a comprar todo nuevo.  Sino que voy a reinventarme dándole a mis prendas la oportunidad de formar parte de mi guardarropas, inventando distintos looks, con las mismas prendas.  Tenemos que recordar que, una de las premisas del armario cápsula, es ser sostenible, así que les daré una nueva chance a todas esas prendas que tengo y que a veces no sé cómo combinarlas.  Tener un armario cápsula es redescubrir prendas que ya tengo y combinarlas de maneras nuevas.

De esta manera podré decidir, en función de mi estilo de vida, en qué dirección quiero encaminarme, qué prendas me quedo y cuáles no, y qué me compraría para complementar mi armario.

En marzo comienzo a trabajar fuera de casa, hace 3 años que lo hago desde casa, así que tendré que reinventarme un poco.

 

LOS COLORES

Una vez descubierto el estilo que quiero tener esta nueva temporada, tengo que tomar en cuenta también el color y las formas de las prendas que van a acompañarme en primavera.

Cuantas veces hemos escuchado: “¡Qué lindo color el de tu blusa! O ¡Qué guapa estas hoy!”.  Entre estas dos exclamaciones hay diferencias.  Muchas veces cuando nos dicen lo primero (que lindo color) es porque el color va por delante de nosotros, puede que nos siente bien, pero lo que llama la atención es el color y no tu persona. En cambio, cuando nos dicen que estamos guapas, significa que en conjunto nos vemos bien, y eso es lo que tenemos que buscar.

Para ello tenemos que distinguir a que paleta de colores pertenecemos: colores fríos o cálidos.  Actualmente hay un método que clasifica a las mujeres dentro de las cuatro estaciones: primavera, verano, otoño e invierno, en función del color de su piel, cabello y color de ojos. (yo por ejemplo soy primavera)

Por tanto, los colores serán una guía que me ayudará a la hora de combinar las prendas que ya tengo o decidir qué prendas comprar. Para darles un ejemplo, si tengo que decidir entre 2 blusas que tengo en el armario, pero una es melocotón y la otra es fucsia; y sé que el melocotón está en mi paleta de colores y el fucsia no, entonces escogeré la melocotón porque encajará mejor con el armario cápsula que estoy formando.

Colores básicos: Los colores que considero básicos y con los que puedo construir infinidad de conjuntos son el blanco, negro, crema y azul Klein. Son los colores que a mí personalmente me gustan mucho. Creo que tengo bastantes prendas en estos colores y me permiten jugar con ellas.  El negro no forma parte de mi paleta de color, ya que los colores pastel me quedan mejor, pero me gusta mucho llevarlo en las partes de abajo (pantalones y faldas), al igual que el azul Klein, ¿quién no tiene jeans?

Los estampados:

No tenemos por qué ser completamente sosos y ponernos todo liso.  Los estampados también son combinables y hoy en día todo vale, la cuestión es verse bien y dentro del propio estilo. Este año están de moda los lunares así que probablemente me haré con una camisa con lunares (chicos para que sea algo sutil y que va conmigo), las rayas y los cuadros, tipo príncipe de gales, también se llevan así que no faltarán en mi vestuario de primavera. Y por supuesto las flores.  Si te parece mucho estampado, puedes elegir una o dos opciones nada más.  Pero por lo general yo uso todas estas, ya que mis partes de abajo son la mayoría lisas así que puedo jugar con el estampado en la parte superior.  En la creatividad está lo divertido y lo bueno de la moda.

Materiales y texturas:

Un armario cápsula no tiene por qué ser soso o aburrido. Las texturas y los materiales seguro ayudarán a aportar esos detalles que hacen que un conjunto destaque. Hoy se usa mucho la rafia y el mimbre en los bolsos, por ejemplo. Los detalles de lentejuelas, relieves, plumas y flecos están en tendencia también.

 

Los metales:

A la hora de elegir los accesorios que voy a usar con mi armario cápsula tengo que tomar en cuenta este tema, ya que al ser primavera y usar colores cálidos, los accesorios que más me favorecen son los de color oro y oro rosa.  Incluso puedo jugar con estos colores metalizados en algunas prendas, pero ya sería para ocasiones especiales, así que no las incluiría en el armario cápsula de mi día a día.

 

LA FORMA DE TU CUERPO

Algo fundamental es usar prendas que te sienten bien, no sólo por su color sino por su forma.  Todas tenemos un cuerpo único y maravilloso. Si tienes la forma de reloj de arena no tienes problema y te puedes poner de todo que te quedará genial.  Pero las que no somos tan proporcionadas, debemos jugar con las formas.  Por ejemplo, yo soy un rectángulo.  Ya que mis caderas y mis hombros coinciden en ancho aproximadamente, y mi cintura no está muy marcada.  Así que tengo que marcar cintura. También no me gustan mucho mis piernas así que utilizo colores neutros y poco llamativos y casi nunca me pongo estampados.  De esta manera lo que hago es que se fije la atención en mi parte superior del cuerpo.  Tenemos que potenciar aquello que más nos gusta de nosotras.  Así que las blusas con estampados, coloridos y los accesorios siempre son en la parte superior de mi cuerpo.  Me siento más cómoda cuando es así.  Tampoco uso mucho las faldas y las que tengo intento que sean o largas o midi.  Aunque en verano adoro usar vestidos, pero siempre de un largo que pase la rodilla.

Lo importante de esto es saber que parte de tu cuerpo adoras y quieres resaltar, y que parte no te gusta tanto así que tienes que jugar con los colores, formas y estampados tomando en cuenta tu cuerpo y lo que te hace sentir cómoda, pero a la vez guapa😊

 

En el próximo post, seguiré hablando del armario cápsula, así entre tod@s podemos empezar a pensar, y armar juntos, el ARMARIO CÁPSUPA IDEAL.   Comentaré que prendas básicas no pueden faltar en el armario, no todos tenemos el mismo criterio, pero les dejaré algunas pautas, y daré como referencia mis básicos, para que ustedes saquen sus propias conclusiones.

Recuerden que pueden seguirme en las redes sociales: Facebook, Twitter, Instagram; donde seguiré hablando de este tema y dando más pistas.

Siguenos y comparte:
0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *