ACUMULAR COSAS “POR SI LAS DUDAS” . KOMONO

Comparte y siguenos en las RRSS
  • 5
    Shares

Follow my blog with Bloglovin

En casa, y a veces también en el trabajo, tenemos cosas que guardamos porque sí o por si las dudas.  A estos objetos Marie Kondo los llama Komono.

Son objetos que has guardado porque en el fondo piensas que serán de utilidad, y por eso debemos también hacer una limpieza de los mismos una vez cada tanto y ordenarlos adecuadamente.

Dentro de la categoría de Komodo podemos encontrar una infinidad de artículos de diversa índole y que nada tienen que ver unos con otros, por eso la idea del orden de los mismos, nos puede resultar un poco abrumadora, pero es bueno tomar conciencia y dedicarles su tiempo.   Hay diversas subcategorías, cada uno en casa tendrá las suyas, pero aquí les dejo una pequeña lista, para que vean de ejemplo, cuales son esos objetos a ordenar:

  • CD y DVD
  • Productos de cuidados para la piel
  • Maquillaje
  • Accesorios
  • Objetos de valor ( pasaportes, tarjetas de crédito, llaves de la caja fuerte, cartilla del banco, etc.)
  • Aparatos y accesorios electrónicos ( cámaras de fotos, cargadores extra, accesorios de la cámara o de los teléfonos móviles, alargadores, cables diversos, auriculares, etc)
  • Artículos para el hogar ( elementos de costura, de papelería, hobbies…)
  • Medicamentos
  • Artículos de cocina / alimentación ( por ejemplo todo el set de repostería)
  • Toda aquella categoría que consideres tú pertenecen varios objetos que tienes guardados.

Se puede ir, en este caso paso a paso, hoy ordenamos los CDs y DVDs , mañana el maquillaje, pasado los objetos de hobbies en concreto, etc.  Es recomendable juntar todos los objetos que pertenezcan a esa categoría que estamos valorando, y tomar pieza por pieza y sincerarnos, pensando si realmente es necesario conservarlo o podemos prescindir de él .

Cada categoría tiene su truco y su discresionalidad, daré algunos ejemplos:

Cables: si una vez recogidos todos los cables que tienes dando vuelta por casa, empiezas a reconocer uno por uno y encuentras algunos que no tienes idea de qué aparato es, pues entonces olvídalo. Al final tener un montón de cables sólo dificulta el encontrar el que andamos buscando.  Así que mejor guarda sólo los cables que identificas su uso y el resto descártalos.  Seguramente más de uno era de algún aparato que ya hayas deshechado.

Muestras de cremas de cuidado personal: Seguramente a ti, igual que a todas, cuando has ido a la farmacia o la perfumería, o te compraste esa revista de moda que siempre lees, te han regalado una muestra de algún producto de cuidado personal.  Yo reconozco que los guardaba todos en el neceser que utilizo para viajar.  Pero finalmente no viajo tanto como quisiera y a veces hay muestras que permanecen allí más de un año.  Por lo general estas muestras traen poca cantidad, lo que significa que su caducidad es mucho antes que un envase grande. Por tanto puede que al momento que decidamos usarla ya esté caducada y nos pueda causar algún daño en la piel.  Por ello recomiendo utilizarlas a corto plazo.  Coloca la muestra junto con los productos de cuidado personal habitual y utilízalo en cuanto puedas.  Para el viaje, yo lo que hago, es rellenar envases pequeños con los productos que estoy usando en el momento, así me aseguro que no voy a tener problemas.

Botones: Por lo general las camisas y prendas con botones que compramos suelen traer sus repuestos. Y nosotros, como buenos clientes, los guardamos. Pero la mayoría de las veces pasan a ser objeto de colección porque, a mi, por lo menos, nunca encuentro el botón que necesito reemplazar o me encuentro con botones de prendas de mis hijos cuando eran bebes y ya son adolescentes.  Recomiendo guardar sólo los botones de aquellas prendas que tienen cierto valor y son de uso frecuente y de aquellas que son nuevas.  Lo que podemos hacer es, por ejemplo si es un abrigo, coserle el botón al forro del abrigo así cuando la necesitamos la tenemos a mano.   Además, suele ocurrir, que si perdemos un botón, seguro en una mercería grande conseguimos uno similar, y mucho más rápido y fácil, que si buscamos entre nuestros botones guardados.

 

En todo caso siempre debemos valorar si es conveniente guardar cosas “por si”, que nos ocupan lugar y que tal ves ese lugar quedaría mejor sin ese objeto o  es un artículo de fácil adquisición y no merece la pena conservarlo.  Todo está en la valoración personal. Recuerden que estos consejos no son matemáticos, y que cada uno puede cogerlos, dejarlos o transformarlos, para que encaje perfectamente en vuestra forma de vida.

Espero les sirvan estos tips. Como siempre durante la semana seguiremos dando pequeñas pinceladas sobre este tema en las redes sociales:  Instagram , Facebook y Twitter.

Y no olviden pasarse por el canal Youtube Nancy Style donde seguimos hablando de orden y organización.

Feliz semana para todos. Que el orden los acompañe 😉

 

 

Siguenos y comparte:
0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *